Indígenas, excluidos del desarrollo latinoamericano

495

 FOTO: BANCO MUNDIAL

Durante el auge de la primera década del siglo, los pueblos indígenas mostraron avances sociales significativos, experimentaron una reducción en los niveles de pobreza en varios países y obtuvieron un mejor acceso a los servicios básicos. Lamentablemente, los pueblos indígenas no se beneficiaron en la misma medida que el resto de los latinoamericanos, de acuerdo a un nuevo estudio del Banco Mundial.

El reporte señala que gracias a una combinación de crecimiento económico y buenas políticas sociales, la pobreza de los hogares indígenas disminuyó en países como Perú, Bolivia, Brasil, Chile y Ecuador, mientras que en otros como Ecuador, México y Nicaragua, la brecha educativa, que durante décadas excluyó a los niños indígenas, se cerró.

Sin embargo, el informe también señala que, a pesar de estos avances, todavía queda mucho por mejorar. Los pueblos indígenas continúan enfrentándose a barreras estructurales que limitan su plena inclusión social y económica. Mientras que los pueblos indígenas representan 8% de la población en la región, también constituyen aproximadamente 14% de los pobres y 17% de los extremadamente pobres de América Latina. Aún hoy en día se enfrentan a grandes desafíos para acceder a servicios básicos y adoptar nuevas tecnologías, ambos aspectos claves en sociedades cada vez más globalizadas.

Contrario a la creencia popular, casi la mitad de la población indígena de América Latina vive en zonas urbanas. Pero, incluso en las ciudades, los residentes indígenas a menudo viven en áreas que son menos seguras, menos higiénicas y más propensas a desastres, en comparación con residentes no-indígenas.

Para reducir estas vulnerabilidades con mayor éxito, el informe sugiere abordar los temas indígenas desde una perspectiva diferente, que tenga en cuenta sus voces, cultura e identidad.

La educación, que ha sido uno de los avances más importantes de la última década, es una de las soluciones propuestas en el reporte. Aunque también se menciona que se necesitan mayores esfuerzos para aumentar su calidad y para crear una educación bilingüe y culturalmente apropiada.

Datos disponibles del último censo muestran que en 2010 existían alrededor de 42 millones de personas indígenas en América Latina, lo que representa casi 8% de la población total. Países como México, Guatemala, Perú, y Bolivia tienen las poblaciones más grandes, con más de 80% del total de la región, es decir, 34 millones.

“Los pueblos indígenas representan 8% de la población de América Latina, pero también constituyen aproximadamente 14% de los pobres y 17% de los extremadamente pobres de la región.”

“Latinoamérica indígena en el siglo XXI” es un estudio del Banco Mundial que presenta nuevos hallazgos sobre la situación de la población indígena en América Latina. El reporte muestra que, a pesar de los avances de la región contra la pobreza, la vida de los pobladores originarios aún se ve afectada en gran medida por la exclusión económica y social.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here