Cuidar el medio ambiente: un derecho, antes que obligación

499

Planeteando

Por: Francisco Vázquez Salazar ⁄ FOTO: SOStenible 

Acostumbrados como estamos a comprender y promover conceptos lógicos para llegar a un fin, que puede resumirse en obtener un beneficio, resulta interesante poder cambiar la fórmula en casos en los que, por su trascendencia, es factible apelar a otro modo de ser del ser humano.

Desarrollemos la siguiente formulación: el cuidado del medio ambiente, antes que una obligación es un derecho. “¿Cómo?”, seguramente exclamaríamos la gran mayoría, ante un concepto como este, en el que un deber se traslada a la esfera de una prerrogativa o beneficio, alterando la lógica legal y el orden de las cosas.

En tanto patrimonio de la humanidad, el medio ambiente se nos revela aquí como un preciado bien cuyo interés sale de la “bolsa” de lo ecológico o conservacionista para extenderse al del derecho, con alcances individuales y colectivos.

Sólo así podemos entender la convocatoria de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CDHEM) para sumarse a la Campaña Mexiquenses a Favor del Medio Ambiente, Reciclando con Causa, bajo este principio: “El derecho al medio ambiente sano considera a los individuos como integrantes de la comunidad capaces de vivir en armonía con la naturaleza”.

En la presentación del programa, la CDHEM establece que “Para ejercer nuestro derecho al medio ambiente sano es necesario que asumamos que nuestras actividades potencialmente generan contaminación y daños al medio ambiente y que debemos cuidar al aire, la tierra y el agua”.

Con esto, agrega, se busca contribuir al objetivo de darle una cara humana a los temas ambientales, motivar que las personas se conviertan en agentes activos del desarrollo sostenible y equitativo, promover el papel fundamental de las comunidades en el cambio de actitud hacia temas ambientales y fomentar la cooperación para garantizar un futuro más próspero y seguro.

Los alcances de la campaña, cuyos detalles se pueden conocer en http://www.codhem.org.mx/LocalUser/codhem.org/recycla/, son contribuir a la eliminación de la idea de basura (como algo inservible y, por tanto, inmanejable); promover el derecho humano a un medio ambiente sano; promover la participación ciudadana, con acciones en pro del cuidado del medio ambiente; crear conciencia sobre la separación de residuos; canjear los puntos obtenidos por productos o servicios, y entregar los productos o servicios a las comunidades en situación de vulnerabilidad del estado.

Lo mejor de esta historia viene con la corresponsabilidad que ha suscitado entre agentes de cambio, como la recién constituida asociación civil “Jóvenes por México, Hacer Juntos, Crecer Juntos” (JXM), con Irvin García Suárez al frente, joven regidor en el municipio de Ixtlahuaca, pero experimentado hacedor o tejedor de vivencias que acercan lo necesario a lo posible, casi para llegar a lo deseable.

Por Irvin y su asociación, integrada por entusiastas jóvenes que se han dado a la tarea de aglutinar esfuerzos de desarrollo y superación de y en favor de su sector poblacional, supimos de la convocatoria de la comisión estatal de derechos humanos, como parte de su tarea de divulgar acciones a favor de la comunidad.

“Jóvenes por México, Hacer Juntos, Crecer Juntos” ha conformado equipos de trabajo para atender y potenciar a este núcleo de la población en distintos campos, como el del derecho, el deporte, la educación y la cultura, entre otros. El del medio ambiente es, de acuerdo con su presidente, una prioridad que irán abarcando a partir de integrar personal especializado y desplegar propuestas específicas, entre las que pueden destacar jornadas de reforestación y adopción de parques y jardines para garantizar su cuidado y funcionalidad.

El que sean los jóvenes quienes den un paso al frente en esta materia que requiere la concurrencia de todos ya es un dato que inspira. El planeta es más suyo que de nadie, tanto por el número que representan como por la fuerza transformadora (o depredadora) de sus acciones.

Estaremos pendientes de los esfuerzos de JXM, con la convicción de que si les salen bien las cosas será factor para que otros se animen y sumen sus manos a causas que benefician a todos. El medio ambiente, su cuidado, es pues un derecho que nos hemos ganado, y nuestra obligación es disfrutarlo al máximo, claro una vez que hayamos cumplido con nuestro deber de ejercer esa prerrogativa de manera solidaria y responsable.

Si te interesa el trabajo de JXM, visita www.jovenesxmexico.com Sé parte de una comunidad que ha decidido tomar el futuro en sus manos, a decir de García Suárez.


fvs10@hotmail.com

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here