La crisis minera de México

891

FOTO: Ixbalanqué Danell Pérez

Ciudad de México.– 2015 fue un año complicado para la minería. La industria invirtió 4 mil 514 millones de dólares durante ese año, cifra inferior a lo previamente estimado (5 mil 458 millones de dólares) y muy por debajo de los 8 mil 043 millones invertidos en 2012, cuando se alcanzaron niveles récord en los principales indicadores de la minería mexicana.

Precisó lo anterior el Presidente de la Camimex, Daniel Chávez Carreón y explicó que dicha situación se debió principalmente a la caída en los precios de los metales, la carga de nuevos derechos y la imposibilidad de deducir los gastos preoperativos de exploración el mismo año en que se efectúan, principalmente.

Otro indicador que se redujo fue el empleo, al disminuir su ritmo de crecimiento y generar sólo 4 mil 95 nuevas plazas laborales, 4.6 veces menos nuevos empleos que los que se crearon en 2012 y la mitad de los generados en 2014. La minería emplea, a diciembre de 2015, directamente a 345 mil trabajadores, lo que significa que más de 2 millones de familias en nuestro país son beneficiadas por esta industria.

No obstante la caída en la generación de nuevos empleos, las remuneraciones que percibieron los trabajadores de la industria minero-metalúrgica fueron 41% superiores al promedio nacional.

Al exponer el Informe de Actividades correspondiente a 2015, el director general de la Camimex, ingeniero Sergio Almazán Esqueda, indicó que el valor de la producción minero-metalúrgica disminuyó por tercer año consecutivo, al pasar de 14 mil 820 millones de dólares en 2014 a 13 mil 469 millones en 2015.

Señaló que la balanza comercial minero-metalúrgica resultó positiva pero afectada por tercer año al descender 23.8% y generar divisas por 14 mil 579 millones de dólares, con lo que se ubicó por debajo del sector automotriz, el electrónico, las remesas, el petróleo y el turismo.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here