Mayor crisis por traición de diputados a campesinos

708

CODICS ⁄ FOTO: CODICS

Federico Ovalle Vaquera, secretario general de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC), calificó de engaño la aprobación del Presupuesto Federal 2017 y de traicioneros a diputados que ofrecieron incrementar recursos al campo cuando en cifras reales registró pérdidas para el próximo año, lo que mantendrá al sector en crisis y desempleo.

En entrevista en la que analizó el Programa Especial Concurrente 2017, también sostuvo que sería conveniente tomarle la palabra al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump para echar abajo el Tratado de Libre Comercio con América del Norte, ya que a 23 años de su firma “ningún beneficio económico y mejoramiento de calidad de vida ha dejado para los más de 3.5 millones de pequeños y medianos productores mexicanos”.

Asimismo, en materia rural, exigió al Gobierno federal, que encabeza el presidente Enrique Peña Nieto, tener dignidad y enfrentar la amenaza del mandatario electo estadounidenses de deportar a más de 3 millones de connacionales, rubro que demanda una postura diplomática enérgica.

Federico Ovalle Vaquera, al ahondar sobre el tema de los recursos destinados al campo para el próximo año, expuso que tanto los funcionarios de las dependencias como los diputados que aseguraron que habría ajustes al alza en el presupuesto, resultó ser una mentira y la verdad es que “a todos nos batearon”.

En relación con el campo, precisó, los 8 mil 349 millones de pesos, se los destinaron a Sagarpa, pero en todos los demás rubros la verdad es que hay un recorte y que está en el contexto de lo que pierde el Programa Especial Concurrente (PEC).

Por ello, sostuvo, el PEC al final del camino termina perdiendo poco más de 33 mil millones de pesos, en relación con lo aprobado para 2016 y sólo se lograron algunos ajustes de tal suerte que Sagarpa en lugar de quedar con 62 mil millones de pesos, terminó con poco más de 71 mil millones de pesos.

Lo anterior, comparativamente hablando con 2016, significa que, por ejemplo, el FAPPA quedó en 400 millones de pesos con una reducción drástica de más de 300 millones de pesos; en tanto el Promete que traía 1,100 millones de pesos termina con 700 millones de pesos, pero integrado al Programa El Campo en Tus Manos que al final del camino es “un programa de promoción política y electoral”.

Por lo que respecta al Pimaf, añadió, se reduce el apoyo por hectárea y queda, en el caso del maíz, en 1,500 pesos en lugar de 1,200 como estaba. Entonces los avances que “habíamos tenido, que era reducir el ProAgro, más conocido como Procampo, a 20 hectáreas, en lugar de 80, como apoyo individualizado sÍ se logra, pero el ahorro de 3 mil millones de pesos, fue el mismo recorte que se le dio al PEC”.

Entonces, reiteró, “todos los que fuimos tras la idea de que podía haber un ajuste al alza, se debe reconocer que no logramos revertir la propuesta de la Secretaría de Hacienda para que no hubiera daño a los programas sociales”. Por tanto, es un engaño y “los diputados de todos los partidos le quedaron a deber al campo mexicano y a los productores”.

Sobre el TLCAN, el dirigente de la CIOAC, consideró que, de concretarse las afirmaciones temerarias de echar abajo el tratado comercial, sería peligroso pero más aún sería el que llevara a cabo poner freno a las remesas o confiscarlas, ya que hablamos de más de 26 mil millones de dólares.

Le recordó al mandatario norteamericano que el Tratado se firmó entre tres naciones, no es un acuerdo bilateral, pero la CIOAC sÍ estaría a favor de “una reformulación del Tratado de Libre Comercio” para que incorpore derechos que quedaron fuera, pues no podemos asumir una actitud aislacionista; es momento de aprovechar este envestida para hacerla una oportunidad y alcanzar un acuerdo de integración con América del Norte y otras naciones en condiciones y derechos de igualdad.

En el periodo de Obama fueron deportados 2.8 millones de indocumentados, representan un problema sí, pero no se dan cuenta que el problema lo enfrentará Estados Unidos y el presidente electo de la Unión Americana no sabe de lo que está hablando “pues regresar a tanta gente implica contar con toda una infraestructura de transporte y policiaca así como una serie de recursos que no dudo que existan, pues “Donald Trump es una persona desequilibrada y con tendencias fascistoides”.

Pero en el caso de que se registre la deportación masiva con las repercusiones eminentes, hay que considerar que se requerirán en México fuentes de trabajo y apenas se logran cubrir un millón de empleos anualmente y los creados, en la actual administración, apenas llegan a los dos millones, entonces es evidente que nos quedan a deber.

Lo anterior muestra que una medida de esta naturaleza representa un problema severo en materia económica y social para el país y para los deportados, de tal suerte que la manera de enfrentar lo que hasta ahora son expresiones, es actuar de manera “muy digna, íntegra y la reacción actualmente (del Estado Mexicano) da pena”.

Está demostrado que el Gobierno mexicano, empezando por la secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu y por el mismo presidente de la República, Enrique Peña Nieto, han carecido de esa dignidad en momentos en que debe discutirse el tema a partir de relaciones económicas y de vecindad; de los derechos de cada país y de cada sociedad. Urge una actitud de dignidad y dejar de estar a la defensa de los connacionales en una actitud derrotista.

Y no hay que olvidar que en México existe mucha gente de Estados Unidos, mucha inversión norteamericana, por tanto, hay que exigir respeto y no asumir una actitud “derrotista que me parece sumisa y vergonzante”, concluyó.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here