Que sea competencia federal asesinatos a periodistas

693

FOTO: IXBALANQUÉ DANELL PÉREZ

La Fundación Conciencia y Dignidad, frente a la impunidad que prevalece en México, en torno a los crímenes de periodistas, y en las instituciones en general al respecto dice: Queremos dar a conocer que llevaremos ante el Senado de la República tres propuestas que consideramos fundamentales para terminar con los crímenes de periodistas en México.

La primera es para solicitar que se penalice con tres mil años de cárcel a los autores materiales e intelectual de un periodista. Este límite o este nivel de pena ejemplar que puede parecer una exageración, en realidad es una manera simbólica, de decir como sociedad, estas son las cosas que no vamos a tolerar de ninguna manera, estas son las cosas que nos tienen hartos, y para estas cosas pedimos castigos ejemplares.

En segundo lugar queremos solicitar que se legisle para que cualquier crimen de un periodista, en cualquier estado de la República, tenga que ser investigado por la autoridad federal.

En tercer lugar queremos proponer algo, que políticamente es muy difícil que sea aprobado, es muy difícil que pase, pero que sería la forma más efectiva de terminar con los crímenes de periodistas: y es concretamente que en la entidad que suceda un crimen de un periodista, en cualquier estado del país, sus autoridades estatales y municipales sean destituidas.

Esto en la realidad se traduciría en que desde el ámbito de la autoridad, en vez de estar involucrados como seguramente sucede en muchos casos con quienes matan periodistas, o con ser garantes de la impunidad, o en el mejor de los casos, con ser omisos ante los reclamos de justicia, haría que sean ellos, las autoridades, quienes más se esfuercen en velar por la vida de los periodistas, críticos o no, porque si no las consecuencias para ellos sería la destitución y la remoción del cargo.

De la misma manera, queremos señalar la gravedad de lo que sucede en el estado de Veracruz, donde en lo que va del periodo de gobierno de Javier Duarte lleva 19 periodistas asesinados, con la más grande de las impunidades concebibles. Algo que no pasa en ningún otro lugar del mundo.

Y en este sentido, hacemos un llamado a toda la sociedad mexicana a mirarse a sí misma, a ser capaces tanto en la órbita de las instituciones como de la sociedad civil, de preguntarse ¿Cómo se ha llegado a esto? ¿Cómo se llegó a que la barbarie sea lo normal en México? ¿Qué ha sucedido, cuantos han sido los sucesivos errores para que se pueda llegar a tener una sociedad donde 98% de los delitos no son castigados?

Estas preguntas también deben interpelar a los propios periodistas, que marchan cada vez que asesinan a uno de ellos, pero que no logran convertir en un reclamo permanente, constante, donde participen todos los que se precian de llamarse periodistas, sin considerar el tamaño de su importancia, en una sola voz de exigencia de justicia, que doblegue a las autoridades que no escuchen, ni se inmutan demasiado frente a la impunidad y frente al crimen.

En este sentido, queremos hacer público que fuimos a la CNDH a proponerle a la gente del Secretario Técnico, Joaquín Narro, la realización de un Foro sobre la Cultura de la Impunidad, y nos respondieron que “hablar sobre eso duele”. Y el resultado es nefasto, es que un organismo tan importante como la CNDH en vez de estar comprometida con terminar con la impunidad, con alguien como Joaquín Narro, su Secretario Técnico, prefiere no hablar del tema porque “duele”.

Desde la Fundación Conciencia y Dignidad hacemos un llamado a las instituciones, a los catedráticos, al gobierno, a la sociedad civil, a la iglesia, a los empresarios, a los medios de comunicación, a todos los sectores de la sociedad, para empezar en todos los frentes debates y foros, que permitan encontrar las causas; preguntarnos como sociedad cómo la barbarie puede ser el pan de cada día, y cuáles son los caminos para terminar con la impunidad y la barbarie.

El gobierno Federal se equivoca al querer terminar con la impunidad con discursos. Con simulación. La impunidad sólo podrá llegar a su fin con la construcción de un sistema de justicia que sea garante de la vida en paz con dignidad de todos los mexicanos.

Por esto desde la Fundación Conciencia y Dignidad decimos: sin periodistas no hay democracia. Una sociedad sin justicia es una sociedad que está más cerca de la anarquía o de un Estado salvaje, que de un Estado de derecho.

Fundación Conciencia y Dignidad, A.C

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here