La igualdad de género exige voluntad política

9

Ciudad de Washington, 14 de enero de 2020. Según el último estudio del Banco Mundial, el marco regulatorio para la participación económica de la mujer ha mejorado en los últimos dos años con 40 economías que implementaron 62 reformas, las cuales ayudarán a las mujeres (la mitad de la población mundial) a alcanzar su potencial y contribuir al crecimiento y desarrollo económico. Aun así, los resultados son desiguales: las mujeres en muchos países tienen solo una fracción de los derechos legales de los hombres, lo cual frena su desarrollo económico y social.

El estudio Mujer, Empresa y el Derecho de 2020, analiza 190 economías haciendo un seguimiento de cómo las leyes afectan a la mujer en diferentes etapas de su vida laboral, tomando en cuenta las leyes aplicables a la principal ciudad de negocios. El estudio cubre diferentes reformas realizadas desde junio de 2017 hasta septiembre de 2019 en ocho áreas asociadas con el empoderamiento económico de la mujer.

«Los derechos legales de la mujer son lo correcto y lo favorable desde una perspectiva económica. Cuando las mujeres logran movilizarse con mayor libertad, trabajar fuera del hogar y administrar activos, es más probable que se unan a la fuerza laboral y ayuden a fortalecer la economía de su país», manifestó el presidente del Grupo Banco Mundial, David Malpass. «Estamos dispuestos a ayudar hasta que logremos que cada mujer pueda avanzar en su vida para alcanzar el éxito sin tener que enfrentar obstáculos legales».

En las áreas de Trabajo y Matrimonio también se dieron varias reformas especialmente a través de la implementación de leyes que protegen a las mujeres contra la violencia. En los últimos dos años, ocho economías promulgaron por primera vez leyes en materia de violencia doméstica.

Igualmente, siete economías adoptaron protecciones legales contra el acoso sexual en el trabajo.

En el área de Remuneración, 12 economías mejoraron sus leyes eliminando restricciones en las industrias, el tipo de empleo y las horas en que la mujer puede trabajar. A nivel mundial, las reformas más populares tuvieron lugar en las áreas relacionadas con Parentalidad; 16 economías promulgaron cambios positivos. 

Dichas reformas incluyeron: el aumento en la licencia de maternidad remunerada establecida para las madres; la introducción de la licencia de paternidad remunerada y la prohibición del despido de empleadas embarazadas.

Para lograr la igualdad legal de género se requiere una enérgica voluntad política y un esfuerzo concertado entre los gobiernos, la sociedad civil y las organizaciones internacionales, entre otros. Sin embargo, las reformas legales y regulatorias pueden servir como un catalizador importante para mejorar la vida de las mujeres, así como la de sus familias y comunidades.

«Este estudio nos ayuda a comprender cuándo las leyes facilitan o dificultan la participación de la mujer en la economía. Además, ha incentivado a los países a que se comprometan a iniciar reformas que eliminen las desigualdades entre los géneros», indicó la economista jefe del Grupo Banco Mundial, Pinelopi Koujianou Goldberg. «Alcanzar la igualdad va a tomar tiempo, pero también es alentador ver que todas las regiones han implementado mejoras. Esperamos que esta investigación continúe siendo una herramienta importante para informar sobre la formulación de políticas y nivelar el campo de juego para las mujeres».

El índice de WBL (Women, Business and the Law, por sus siglas en inglés) mide únicamente las leyes y regulaciones formales que rigen la capacidad de una mujer para trabajar o tener negocios propios – las costumbres sociales y prácticas no son consideradas. La puntuación promedio global fue de 75,2; el cual mejoró ligeramente en comparación al de hace dos años de 73,9. Sin duda, aún queda mucho trabajo por hacer ya que las mujeres en muchos países solo tienen una fracción de los derechos legales de los hombres, lo cual limita sus oportunidades de empleo y emprendimiento.

Las ocho áreas analizadas por el índice están estructuradas conforme a la interacción que tiene la mujer con la ley a través de su carrera: Movilidad, Trabajo, Remuneración, Matrimonio, Parentalidad, Emprendimiento, Activos y Jubilación.

En el área de Parentalidad se necesitan reformas urgentes, debido a que este indicador obtuvo un promedio de solo 53,9. Según el informe, en casi la mitad de las economías que ofrecen cualquier forma de licencia de maternidad remunerada y quien lleva esta carga es el empleador, lo cual genera mayores costos al contratar una mujer. No obstante, la licencia de maternidad remunerada puede ayudar a retener a la empleada en su puesto laboral, reducir el costo de rotación y mejorar la productividad. Según el estudio, estos beneficios a largo plazo podrían sopesar cualquier otro tipo de costo a corto plazo para los empleadores.

De las diez economías que más progresaron, seis están en Oriente Medio y Norte de África, tres están en África subsahariana y una en de Asia meridional. Si bien hubo mejoras considerables, el Oriente Medio y Norte de África sigue siendo la región con mayor margen para mejorar.

Gracias a las recientes reformas en licencias de paternidad, ahora ocho países tienen una puntuación de 100 en el índice: Canadá, Bélgica, Dinamarca, Francia, Islandia, Letonia, Luxemburgo y Suecia.

Aspectos regionales destacados

Economías avanzadas: las economías avanzadas continúan progresando en los indicadores. De las 40 economías con puntuaciones superiores a 90, 27 son economías de altos ingresos de la OCDE. La República Checa y los Estados Unidos reformaron las leyes relacionadas con la licencia de paternidad y paternidad, dando a los padres más oportunidades de compartir las responsabilidades de cuidado de los hijos, mientras que Italia y Eslovenia igualaron los beneficios de pensión entre hombres y mujeres.

Asia oriental y el Pacífico: Cuatro economías realizaron cuatro reformas en tres áreas diferentes. Tailandia introdujo una reforma en el área de Remuneración, y Timor-Leste en el área de Obtener una pensión. Asimismo, Fiji aumentó la duración de la licencia de maternidad remunerada e introdujo por primera vez la licencia de paternidad remunerada.

Europa y Asia central: En esta región cuatro economías promulgaron cinco reformas en cinco de las áreas medidas por el reporte, y dos economías cambiaron las leyes para reducir las oportunidades laborales de las mujeres. Armenia promulgó legislación para proteger a las mujeres de la violencia doméstica. Chipre introdujo la licencia de paternidad remunerada. Georgia adoptó remedios civiles para casos de despido injusto de una víctima de acoso sexual. Del mismo modo, Moldova eliminó algunas restricciones al empleo de las mujeres limitándolas únicamente a mujeres embarazadas, lactantes y posparto.

América Latina y el Caribe: Cuatro economías realizaron cuatro reformas en cuatro de las áreas medidas. Barbados, por ejemplo, promulgó legislación sobre el acoso sexual en el lugar de trabajo. Cabe notar que en las décadas de los años ochenta y noventa las economías de esta región dieron pasos importantes para eliminar restricciones impuestas a la mujer, como es el caso de Perú y Paraguay que recibieron puntuaciones altas en los años noventa. Sin embargo, el ritmo de las reformas ha disminuido durante la última década.

Oriente Medio y Norte de África: Siete economías promulgaron 20 reformas en siete de las áreas medidas por el informe y una economía implementó una reforma negativa. Arabia Saudita, por ejemplo, realizó la mejora más grande a nivel mundial en el índice desde 2017, al aprobar reformas en seis de las ocho áreas medidas, como: la movilidad de la mujer, el acoso sexual en el trabajo, la edad de jubilación y el acceso a servicios financieros. Los Emiratos Árabes Unidos realizaron reformas en cinco áreas. Djibouti, Bahrein, Jordania, Marruecos y Túnez implementaron nueve reformas adicionales.

Asia meridional: Cuatro economías promulgaron siete reformas en cuatro áreas. En el caso de Nepal, se introdujo una nueva ley laboral que prohíbe la discriminación en el empleo, otorga la licencia de paternidad e incluye una nueva regulación de jubilación. Otros tres países también promulgaron reformas, tal es el caso de Pakistán y Sri Lanka que avanzaron en el área de Parentalidad y el estado de Maharashtra en India que eliminó algunas restricciones al trabajo de las mujeres.

África subsahariana: Once economías implementaron 16 reformas en siete áreas. La República Democrática del Congo introdujo el beneficio de cobertura de maternidad por el seguro social y equilibró las edades de jubilación. En Côte d’Ivoire, las cónyuges ahora tienen los mismos derechos para poseer y administrar propiedades. Por su parte, Malí promulgó reformas sobre la no discriminación en el empleo. Santo Tomé y Príncipe adoptó un nuevo código laboral para satisfacer las demandas del mercado laboral y lograr que las leyes cumplan con las normas internacionales. Asimismo, Sudán del Sur adoptó su primera ley laboral desde su independencia.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here