Urge presupuesto para biofertilizantes

437

Por Ernesto Perea Trueba ⁄ FOTO: Imagen Agropecuaria

Ante el alza de los precios de los fertilizantes convencionales, en su mayoría importados, y el ajuste presupuestal para el campo que demanda un mejor uso de los recursos públicos, el empleo de los biofertilizantes se convierte en una opción para los 4 millones de pequeños productores del país, afirma el director de Biofábrica Siglo XXI, Marcel Morales Ibarra.

El experto en temas de desarrollo rural indica que de acuerdo con la Sagarpa el uso de biofertilizantes generaría ahorros para el país de hasta 50 mil millones de pesos en los próximos tres años, además de reducir el impacto ecológico.

Por ello, Morales Ibarra considera que el presupuesto de 2017 debe contemplar una partida financiera para fomentar el uso de los biofertilizantes, ya que reducen hasta 90% la inversión que hacen los agricultores en fertilizar su parcela, respecto a los productos convencionales.

Recordó que México importan cada año fertilizantes químicos, lo cual representa un gasto de 1,500 millones de dólares (mdd) para el país.

De acuerdo con información de la Comisión de Planeación (Coplan), que se presentó en el seno del Consejo Mexicano para el Desarrollo Rural Sustentable (CMDRS), México importan 58% de los fertilizantes químicos que se emplean en la agricultura, cuyo costo se ha incrementado en los últimos meses debido a la paridad peso-dólar.

En el país se consumen 3.9 millones de toneladas de fertilizantes por año, de las cuales 280 mil toneladas son de amoniaco anhidro (NH3), que se utiliza principalmente en las zonas agrícolas del noroeste del país, según el organismo.

El mercado nacional de los fertilizantes representa un valor estimado de más de 2,200 millones de dólares, unos 37 mil 400 millones de pesos, considerando un tipo de cambio de 17 pesos por dólar.

De acuerdo a información del Coplan, en México se cultivan alrededor de 24 millones de hectáreas, de las cuales 9 millones no se fertilizan, lo que representa 37.5% del total.

Marcel Morales destacó las ventajas de usar productos biológicos, ya que para fertilizar una hectárea de maíz con químico el agricultor invierte de 7,000 a 10,000 pesos, pero con biofertilizantes sólo destina menos de 1,000 pesos.

Con el uso de este insumo, los rendimientos aumentan de 15% a 20%, además que es el producto más inocuo para la salud y el medio ambiente.

Según el Coplan, los biofertilizantes ayudan a las plantas en el proceso biológico de nutrición, además de promover la estimulación del crecimiento vegetativo, solubilizar y transportar nutrientes, proteger el sistema radicular contra patógenos y ayudar a la regeneración de los suelos.

Los biofertilizantes no vienen a remplazar al 100% de los fertilizantes químicos, pero son una estrategia para reducir los costos de producción, al disminuir la cantidad de éstos que se debe aplicar.

Los biofertilizantes mejoran la salud de la planta, haciéndola más resistente a las plagas y limitan el desarrollo de patógenos, plagas y enfermedades.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here