Doing Business en México 2016*

715

FOTO: Ixbalanqué Danell Pérez

En un contexto marcado por la desaceleración económica de la región —con unas tasas de crecimiento promedio de América Latina y el Caribe del 2.9% en 2013, el 1.3% en 2014 y el -0.1% en 2015—, la economía mexicana ha conseguido mantener un crecimiento estable —del 2.5% en 2015 y estimaciones del 2.4% para 20161—. La paulatina recuperación de Estados Unidos, destino del 81% de las exportaciones mexicanas, ha sido uno de los factores que ha contribuido a amortiguar los efectos negativos de las fuertes caídas en los precios de las materias primas y la alta volatilidad de los mercados financieros globales. En ausencia de este factor externo, habría sido complicado para México mantener el nivel de crecimiento actual.

Cada vez más estudios asocian el nivel de productividad de un país, no solo con su nivel de prosperidad, sino también con su capacidad para afrontar escenarios adversos y cambiantes como el actual. En este sentido, es importante que la productividad ocupe un lugar prioritario en las agendas políticas a todos los niveles de gobierno. Un informe publicado en 2016, indica que México es el país con menor productividad laboral de entre los países de la OCDE. Según estos datos, 3 trabajadores mexicanos producen lo mismo que uno francés o 4 producen lo mismo que uno noruego.

En los últimos años, el gobierno federal ha realizado esfuerzos para mejorar los niveles de productividad y competitividad. El Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 incluyó la “democratización de la productividad” como una de sus 3 estrategias transversales, dentro de la cual se englobaba la agenda de mejora regulatoria. Recientemente, el Gobierno federal ha llevado a cabo importantes reformas estructurales de los sectores financiero, de telecomunicaciones y energético que se espera tengan un impacto positivo en los niveles de competitividad del país.

En el último año, México avanzó 4 puestos en el índice de Competitividad Global de 2015 publicado por el Foro Económico Mundial gracias a mejoras en las áreas de eficiencia de los mercados financieros y sofisticación empresarial. Sin embargo, esta misma publicación identificó la excesiva burocracia gubernamental y la corrupción como los dos principales factores que dificultan hacer negocios en el país.

Reconociendo las áreas de oportunidad en este campo, se ha emitido un paquete de reformas legales para la aprobación del Congreso denominado “Justicia Cotidiana”, que es aquella distinta a la penal y que facilita el trato y la convivencia social. Esta iniciativa contempla la creación de un marco nacional de mejora regulatoria.

No todas las variables que determinan el nivel de competitividad de un país son igualmente controlables por los gobiernos. Sin embargo, sí está en sus manos diseñar una regulación clara y eficiente que propicie las condiciones necesarias para la creación de un sector privado dinámico y competitivo. En este sentido, la mejora regulatoria ha sido una materia clave en las agendas de competitividad y productividad de los gobiernos estatales y municipales mexicanos en los últimos años.

En 2012, el Estado de México fue la primera entidad federativa en elevar la mejora regulatoria a rango constitucional. Desde entonces, Aguascalientes, Baja California y Chiapas han hecho lo mismo. A nivel municipal, 17 de las 32 ciudades medidas crearon un Comité de Mejora Regulatoria formado por profesionales de distintas dependencias con el objetivo de mejorar la normatividad y hacer más eficientes los procesos burocráticos que afectan a las pequeñas y medianas empresas.

El Gobierno federal también se ha sumado a estos esfuerzos. A través del Fondo PYME, 27 de las 32 entidades han obtenido recursos destinados a diferentes proyectos relacionados con la mejora regulatoria. Los montos oscilan desde 800,000 MXN (USD 59,576) para la creación de un Comité de Mejora Regulatoria, hasta 3,500,000 MXN (USD 260,645) para la habilitación de trámites en línea y un Sistema de Información Geográfica.

Desde el año 2009 hasta la fecha, los reportes Doing Business en México han registrado 238 reformas positivas en 4 áreas regulatorias diferentes. Esta evolución, pone de relieve el importante esfuerzo que se ha venido realizando a todos los niveles de gobierno. Las mejoras registradas por Doing Business en México 2016 están en su mayoría relacionadas con la digitalización de trámites y procesos burocráticos, la fusión de trámites gracias a la creación de ventanillas únicas y las mejoras por la implementación de los juicios orales mercantiles. Por otro lado, la nota negativa la ponen la desaparición del portal Tuempresa —que afectó negativamente el proceso de apertura de empresas— y los incrementos de costos en algunas ciudades para los indicadores de obtención de permisos de construcción y registro de la propiedad.

La sexta edición de Doing Business en México actualiza los datos presentados en 2014 para 4 indicadores en los 32 estados: apertura de una empresa, obtención de permisos de construcción, registro de la propiedad y cumplimiento de contratos.

Este año, los indicadores de obtención de permisos de construcción, registro de la propiedad y cumplimiento de contratos incorporan nuevos componentes diseñados para medir la calidad de la regulación y de los servicios prestados.

Por primera vez, el reporte incluye una investigación piloto enfocada en el proceso de conexión de un negocio a las redes de agua y drenaje en 16 municipios.

En las 4 áreas medidas, es más fácil hacer negocios en Aguascalientes Estado de México y Colima. Estos 3 estados, junto con Puebla, Sinaloa, Guanajuato y Durango, muestran un desempeño superior al de la media de los países de altos ingresos de la OCDE.

Puebla, Jalisco y Estado de México fueron las entidades que más avanzaron hacia las mejores prácticas internacionales. Todos los estados han reformado en al menos un área, 5 lo han hecho en al menos 3 áreas y Puebla lo ha hecho en todas las áreas. Las últimas 4 ediciones del reporte acumulan 238 reformas desde 2009.

Ninguna entidad clasifica en todas las áreas entre los 9 primeros puestos y, además, 29 de los 32 estados tienen al menos un indicador por encima de la distancia a la frontera promedio de México.

*Documento completo: http://espanol.doingbusiness.org/~/media/WBG/DoingBusiness/Documents/Subnational-Reports/DB16-Sub-Mexico.pdf

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here