Banco Mundial no toma en cuenta en sus programas los derechos humanos: Philip Alston

605

El relator especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre pobreza extrema y derechos humanos, Philip Alston, afirmó que aunque el Banco Mundial habla mucho sobre esos derechos, en realidad, sus programas y proyectos no hacen mucho por ellos.

Alston presentó un informe sobre el tema ante la Asamblea General, en el que afirmó que las justificaciones que la institución financiera ofrece no son satisfactorias.

Recordó que el Secretario General ha expresado que trabajará estrechamente con el Banco Mundial para trabajar en la materialización de la nueva agenda para el desarrollo sostenible y el organismo financiero se ha pronunciado a favor de esa alianza, sin embargo, el experto independiente afirmó que tenía muchas dudas.

“Si el socio principal de la ONU no puede abordar temas de derechos humanos, si el Banco considera que en lo que hace debe mantenerse distanciado de las garantías básicas ¿cómo puede ser un socio efectivo de la ONU en el contexto de los ODS, donde se reconoce claramente la importancia de los derechos humanos?”, preguntó el relator.

Alston señaló que el Banco Mundial habla mucho sobre la desigualdad de género y describe a las mujeres como un grupo vulnerable, sin embargo, en sus proyectos no refleja esas consideraciones y el género es ausente habitual de sus evaluaciones y monitoreo.

Con relación a las complejidades de la pobreza extrema, Alston afirmó que cuando se habla de ella, habitualmente se hace referencia a carencias materiales.

“Los pobres aceptan las donaciones de agua y alimentos, pero ignoramos cómo viven y olvidamos que no están en condiciones de ejercer sus derechos civiles y políticos”, subrayó.

El relator consideró que la pobreza extrema implica la carencia de todos los derechos, no solo el derecho a la alimentación, y dijo que este mensaje debería llegar al Banco Mundial.

Añadió que los objetivos de sus proyectos se establecen sobre la base de “cómo se puede ayudar a los pobres”, y no sobre el fundamento de “cómo podemos ayudarlos a que ellos mismos se ayuden a salir de la pobreza”.

“Es imprescindible ese enfoque de empoderamiento”, concluyó Alston.

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here