Oportunidad histórica para enderezar el camino

703
A UN peacekeeper helps a woman carry her food at a UN/Care food distribution centre after tropical storms left hundreds dead and thousands stranded in Gonaives in this September 11, 2008 photo released by the Untied Nations in Haiti. Rice, beans and vegetable oil were distributed at the centre. Picture taken September 11. REUTERS/Logan Abassi/Minustah/Handout (HAITI). FOR EDITORIAL USE ONLY. NOT FOR SALE FOR MARKETING OR ADVERTISING CAMPAIGNS.

La evolución humana hoy tiene nombre y apellido, derivado de una necesidad impostergable que es la preservación de la vida sobre el planeta. Los gobiernos de todos los países acordaron, por fin, que las actividades productivas en su totalidad, la reproducción social y la relación del hombre con la naturaleza deben estar regidas bajo el precepto del desarrollo sostenible.

Aunque esto no es nuevo, sí resulta complicado que se cumpla a pie juntillas. Los gobiernos en sus diferentes niveles tendrán que cambiar y adecuar sus políticas públicas, así como las empresas deberán ajustar sus procesos productivos a los propósitos de la sostenibilidad.

Ello implica una trasformación profunda en todos los órdenes de las actividades humanas, en la política y relaciones sociales y de producción porque los objetivos del desarrollo sostenible radican en dignificar la vida humana y erradicar los esquemas de explotación y depredación de la naturaleza.

Se trata de aplicar procesos que se puedan cumplir y reproducir por sí mismos sin afectar o dañar otros procesos. Tarea ésta que abre un cúmulo de oportunidades en todas las áreas de la reproducción humana.

Y es en este escenario que la comunicación e información juegan un papel primordial, puesto que son de por sí herramientas fundamentales para el desarrollo de la sociedad.

2015 constituye una oportunidad histórica y sin precedentes para unir a los países y las personas de todo el mundo para decidir y emprender nuevas vías hacia el futuro, y para mejorar la vida de las personas en todo el mundo. Estas decisiones determinarán el curso de las medidas destinadas a erradicar la pobreza, promover la prosperidad y el bienestar para todos, proteger el medio ambiente y hacer frente al cambio climático a nivel mundial.

En el presente año, los países tienen la oportunidad de adoptar una nueva agenda de desarrollo sostenible y conseguir alcanzar un acuerdo mundial sobre el cambio climático. Se espera que las medidas adoptadas durante 2015 den lugar a nuevos objetivos de desarrollo sostenible basados en los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

La Organización de las Naciones Unidas colabora con los gobiernos, la sociedad civil y otros asociados para aprovechar el impulso generado por los ODM y continuar con un ambicioso programa de desarrollo para después de 2015. En este sitio web encontrará más información sobre las iniciativas que llevan a cabo las Naciones Unidas y sus asociados para construir un mundo mejor.

En 2015, los países coincidieron en la necesidad de un financiamiento integral para al desarrollo. Ellos adoptaron una nueva agenda para el desarrollo sostenible y se espera que adopten también un nuevo acuerdo mundial sobre cambio climático. En la etapa final de un proceso de negociación que ha tomado más de dos años y contado con una participación sin precedentes de la sociedad civil, el 2 de agosto de 2015, los gobiernos se unieron detrás de una agenda ambiciosa que contiene 17 nuevos objetivos para el desarrollo sostenible (los ODS) y 169 metas que buscan erradicar la pobreza, combatir las desigualdades y promover la prosperidad, al tiempo que protegen el medio ambiente de aquí a 2030.

Acordado por consenso, el documento “Transformando nuestro mundo: la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible”, fue adoptado formalmente por las y los líderes del mundo durante la Cumbre de las Naciones Unidas para la adopción de la agenda de desarrollo posterior a 2015, celebrada en Nueva York del 25 al 27 de septiembre de 2015.

La nueva agenda para el desarrollo sostenible se afirma en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) que se elaboraron en el año 2000. Estos se centraban en la reducción del hambre, la pobreza, las enfermedades, la desigualdad de género y en garantizar el acceso al agua y el saneamiento para 2015. Los nuevos objetivos de desarrollo sostenible, que consisten en una agenda de sostenibilidad más amplia, buscan completar aquello que los ODM no lograron, y van mucho más lejos para abordar las causas de fondo de la pobreza y la desigualdad, así como la necesidad universal de un desarrollo que beneficie a todas las personas.

La nueva agenda consiste en un plan de acción para las personas, el planeta, la prosperidad, la paz y el trabajo conjunto. Habrá de impulsar sociedades pacíficas, justas e inclusivas y exigirá la participación de todos los países, partes interesadas y demás individuos. Esta ambiciosa agenda se propone acabar con la pobreza de aquí a 2030 y promover una prosperidad económica compartida, el desarrollo social y la protección ambiental para todos los países. La nueva agenda se compone de 17 objetivos, incluido un objetivo independiente para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y metas con sensibilidad de género en los demás objetivos.

Se trata de la primera agenda de desarrollo en cuya negociación participaron todos los Estados Miembros y que es válida para todos ellos durante los próximos 15 años. El documento final reitera la apropiación y el liderazgo nacionales en la implementación de la agenda.

¿Cuáles son los próximos pasos?

Se estableció un Grupo Experto Interinstitucional (en el que ONU Mujeres contribuye como entidad observadora) sobre los indicadores de los ODS que tiene la misión de elaborar los indicadores para supervisar el progreso mundial alcanzado sobre estos nuevos objetivos. La propuesta del grupo será presentada para su aprobación a la Comisión de Estadísticas en su 47º periodo de sesiones en marzo de 2016.

En julio de 2015, la Tercera Conferencia Internacional sobre Financiamiento para el Desarrollo concluyó con un reconocimiento claro a la igualdad de género como elemento fundamental para el logro del desarrollo sostenible.

En dicha conferencia, los Estados adoptaron la Agenda de Acción de Addis Abeba. ONU Mujeres tuvo una participación intensa en las negociaciones, donde bregó por un compromiso con un financiamiento transformador para la igualdad de género. ONU Mujeres trabajará ahora con un grupo de Estados Miembros para implementar un Plan de Acción sobre un Financiamiento Transformador para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres, con el fin de garantizar que los compromisos de género que se incluyeron en el texto acordado se conviertan en acciones concretas.

El sistema de la ONU ahora se encuentra en condiciones de apoyar a los Gobiernos en la implementación de la nueva agenda para el desarrollo sostenible, la cual se basa en el fructífero resultado de Addis Abeba.

Para impulsar compromisos concretos e instalar la igualdad de género, los derechos de las mujeres y su empoderamiento en el centro de la agenda mundial, ONU Mujeres y la República Popular China están organizando en conjunto una “Reunión de líderes mundiales sobre igualdad de género y empoderamiento de las mujeres: Un compromiso de acción” que se celebrará el 27 de septiembre de 2015, en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here